Trastornos digestivos funcionales: tipos y síntomas

El sistema digestivo es una compleja red de órganos que trabaja en armonía para procesar los alimentos y extraer nutrientes esenciales.

Sin embargo, en ocasiones, este sistema puede experimentar disfunciones sin una causa estructural aparente (aunque a veces sí que existe y no se ha detectado correctamente). Estos trastornos, conocidos como trastornos digestivos funcionales (TDF), pueden causar molestias significativas y afectar la calidad de vida. En este artículo, exploraré varios tipos de trastornos digestivos funcionales, sus síntomas característicos y cómo afectan a quienes los padecen.

Síndrome del Intestino Irritable (SII, o IBS en inglés)

El Síndrome del Intestino Irritable es uno de los trastornos digestivos funcionales más comunes. Se caracteriza por síntomas como dolor abdominal, distensión, gases y alteraciones en los patrones de evacuación, que pueden ir desde diarrea hasta estreñimiento. Aunque su causa exacta no se comprende completamente, factores como la sensibilidad intestinal aumentada y desequilibrios en la microbiota intestinal, como el SIBO o la disbiosis intestinal podrían contribuir al desarrollo del SII. Las interacciones entre estos factores pueden ser diferentes en cada individuo, lo que complica la identificación de una causa única.

Dispepsia Funcional

La dispepsia funcional, también conocida como indigestión funcional, se manifiesta como malestar o dolor en la parte superior del abdomen. Los síntomas incluyen sensación de saciedad temprana, plenitud después de comer y ardor en el estómago. La relación entre los síntomas y la función digestiva normal no está clara, pero factores como la sensibilidad gástrica y la motilidad anormal pueden desempeñar un papel en su aparición. También se ha relacionado con hipoclorhidria estomacal (cuando se produce poco ácido en le estómago).

Por tanto, su origen puede ser multifactorial e incluir factores difíciles de diagnosticar. La infección por la bacteria Helicobacter pylori y los factores psicológicos también pueden contribuir a la dispepsia en algunos casos. Por este motivo, se debe de estudiar de forma personalizada. Los nutricionistas clínicos con una visión integral podemos ayudar a resolver esta condición, mejorando mucho la calidad de vida de nuestros pacientes. En este video puedes aprender más sobre la nutrición integrativa: ver video

Estreñimiento Funcional

El estreñimiento funcional se caracteriza por evacuaciones difíciles y/o infrecuentes (menos de tres veces por semana). Los síntomas incluyen esfuerzo excesivo para defecar, heces duras y sensación de evacuación incompleta. Problemas en la motilidad intestinal, la ingesta inadecuada de fibra y la actividad física reducida pueden contribuir al estreñimiento funcional.

Diarrea Funcional

La diarrea funcional se manifiesta como heces sueltas y frecuentes sin causa médica subyacente. Puede estar relacionada con una mayor sensibilidad intestinal y con cambios idiopáticos en la motilidad del intestino. Los síntomas pueden variar en intensidad y duración. Y se pueden presentar de forma inesperada, limitando mucho la vida de las personas que la padecen.

Síndrome de Dolor Abdominal Funcional

Este síndrome se caracteriza por dolor abdominal recurrente y crónico que no se debe a una causa estructural identificable. El dolor puede variar en ubicación y severidad, y puede estar asociado con otros síntomas digestivos, como hinchazón y alteraciones en los patrones de evacuación.

Los trastornos digestivos funcionales representan una categoría diversa de afecciones que afectan el funcionamiento normal del sistema digestivo sin mostrar anomalías visibles en exámenes médicos. Aunque su causa exacta a menudo es compleja y multifactorial, estos trastornos pueden tener un impacto significativo en la calidad de vida de quienes los padecen. Es esencial que aquellos que experimenten síntomas persistentes se comuniquen con un profesional de la salud para un diagnóstico adecuado y un plan de manejo individualizado. A medida que la investigación continúa arrojando luz sobre estos trastornos, se espera que se desarrollen enfoques más efectivos para el diagnóstico y tratamiento de los trastornos digestivos funcionales.

La Sociedad de Gastroenterología Europea (UEG) ha estado involucrada en una serie de investigaciones para comprender mejor el origen y el manejo de la dispepsia y el SII. Estas investigaciones han explorado diversos aspectos, como las interacciones entre la microbiota intestinal y la función gastrointestinal, la influencia de factores dietéticos y la identificación de biomarcadores específicos.

Debido a la alta prevalencia e incidencia de estos trastornos funcionales digestivos en los últimos años, se están desarrollando nuevas líneas de estudio clínico, no obstante, aún se necesitan más investigaciones para poder avanzar en la resolución de estos problemas de salud que afectan cada vez más a más personas a nivel mundial.

Espero que este artículo te haya sido de utilidad, te invito a compartirlo para ayudar a otras personas. Y si tienes alguna pregunta, déjamela en comentarios, estaré encantada de contestarte.

Recuerda que puedes apuntarte a mi newsletter para estar al día de todos los contenidos en relación a la salud que voy creando. También puedes descargarte mi guía sobre Nutrición Integrativa.

También tienes a tu disposición mi guía-recetario FODMAP, desinflama tu intestino, una guía completa para mejorar tu salud intestinal con muchísimas recetas validadas y equilibradas nutricionalmente. Si lo prefieres, puedes descargarte  una primera receta totalmente gratuita, siguiendo este enlace.

Si necesitas asesoramiento más acorde con a tu caso y sintomatología, recuerda que puedes contactar conmigo directamente para que hablemos. También te invito a leer el resto de artículos de mi blog

Recursos utilizados:

Foto de Sasun Bughdaryan en Unsplash

 

 

 

El contenido de este blog en propiedad intelectual de María Cerdán, queda prohibida la reproducción etc, etc. La información que se expone es meramente informativa y de indicación general, en ningún caso pretende dar pautas personalizadas, ni sustituir ningún tratamiento médico.

Si te interesa este artículo puedes compartirlo aquí:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descárgate gratis los 6 pilares de la Nutrición Integrativa