Nutrición Ortomolecular

La Nutrición Ortomolecular es una técnica que pertenece a las llamadas técnicas naturales y bioreguladoras. Está puede mejorar algunos problemas gracias a las correcciones en el estilo de vida, sobre todo basados en la alimentación y en la nutrición celular.

La Nutrición Ortomolecular combina las últimas investigaciones en bioquímica y nutrición con los principios de la naturopatía y la técnica holística, integrando lo mejor de cada disciplina. No es por tanto, una Nutrición convencional ni dietética, es una técnica alternativa que busca la prevención degenerativa del organismo y la optimización a través de un patrón alimenticio saludable y el uso de suplementos nutricionales reconocidos y aprobados.

Esta técnica nutricional es holística, es decir, se centra en descubrir cual o cuales son los desequilibrios internos del organismo que desencadenan su aparición. Utiliza los principios de la naturopatía, ya que considera que el mal estar se origina por la acumulación de toxinas debidas a una mala eliminación de los residuos. Los conceptos de bioquímica y nutrición celular sustentan estos principios naturopáticos.

Estamos acostumbrados al uso de numerosos suplementos de vitaminas, minerales y de una amplia gama de productos naturales. La mayoría de estos productos se toman por auto prescripción o basándose en artículos o noticias. Pero esto puede ser peligroso ya que cada individuo tiene unas necesidades diferentes, y lo que sirve a uno puede no servir a otro. Un programa de suplementos nutricionales y corrección alimentaria debe ser diseñado por un experto en nutrición que sepa ajustarlo exactamente a las necesidades particulares de cada individuo.

Las deficiencias de nutrientes se producen cuando el patrón alimentario contiene unos niveles por debajo de nuestras necesidades, pero sin llegar a niveles críticos, y esta situación se ve agravada por una serie de factores degenerativos como son el tabaco, el estrés, la polución o el consumo de estimulantes como el azúcar o el café.

Los problemas que se presentan inicialmente ante una deficiencia o una insuficiencia de nutrientes son muchos y extraordinariamente variados. Pueden variar desde desequilibrios mentales como irritabilidad, falta de concentración, pérdida de memoria o insomnio a otros físicos como acné, manchas en la piel, dolores de cabeza o calambres en las piernas. Con frecuencia no les damos importancia porque nos hemos acostumbrado a convivir con ellos, los consideramos como propios de la edad o aunque son molestos no nos preocupan, sin embargo, son indicativos de desequilibrios nutricionales o metabólicos, y pueden llevarnos a problemas más serios a largo plazo.

Un buen programa de nutrición ortomolecular no se limita a suministrar al organismo minerales, vitaminas y nutrientes sino que se asegura, en primer lugar, de que estos sean absorbidos a través de la pared intestinal y en segundo lugar de que puedan alcanzar el interior de las células y los órganos donde más se necesitan. Esto se consigue mejorando la condición del intestino, y aumentando la energía celular para que las células sean capaces de eliminar toxinas, y absorber nutrientes de una manera eficiente.

Somos lo que comemos, y lo que pensamos

Detoxificación
Alimentación Saludable
Equilibrio Emocional
Ejercicio Adaptado

Es hora de cuidar tu salud ¿Hablamos?

He leído y acepto la Política de privacidad

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros de análisis para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, así como para el análisis de su navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.